La ruta de los museos vascos

Los planes al aire libre son siempre una gran idea, pero dedicar una jornada a descubrir las joyas que guardan los museos vascos es una idea, casi mejor. En el País Vasco podemos presumir de que tenemos unos museos excelentes como son el Guggenheim Bilbao, el Artium o el Museo San Telmo. Te invitamos a hacer la ruta de los museos vascos con Gaursa Rent a Car.

Museo Guggenheim Bilbao

El museo, que en el año 1997 revolucionó la vida de Bilbao, es una visita indispensable para cualquiera que se acerque a la ciudad y esté interesado en el arte moderno. La arquitectura del Museo Guggenheim Bilbao lo ha convertido en un edificio icónico del siglo XX. Este museo, es uno de esos edificios emblemáticos que merece la pena visitar tanto por dentro como por fuera y es que desde el exterior también pueden disfrutarse de sus obras de arte como el perro “Puppy” de Jeff Koons que preside la entrada al museo o la inquietante araña “Mamá” de Louise Bourgeois. Acercarse al Guggenheim a disfrutar de sus exposiciones temporales junto con la magnífica colección permanente es un plan perfecto.

Artium

Siguiendo con el arte moderno llegamos a Artium Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo en Vitoria-Gasteiz. En el interior de este museo se conservan 3.000 obras de arte, en las que están representadas desde la pintura y la escultura hasta la fotografía, el vídeo y la instalación. En tu visita, fíjate bien, porque descubrirás algunos de los nombres de los creadores más influyentes de la historia del arte de los siglos XX y XXI en el País Vasco y en España. Entre otros, cuenta con obras de artistas como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Joan Miró y del ámbito internacional de Bill Viola o Fabian Marcaccio. No lo dejes pasar en tu próxima visita a Vitoria-Gasteiz.

Museo San Telmo

Finalizamos nuestro recorrido llegando a San Sebastián y en concreto al Museo San Telmo. La colección permanente de este museo, tiene como eje la evolución del individuo en sociedad desde un punto de vista multidisciplinar, en la que se ofrece una reflexión sobre el pasado cultural e histórico como germen de la sociedad actual. Además de por sus exposiciones, es también muy interesante la arquitectura propia del museo ya que ha sufrido distintas modificaciones desde que abrió sus puertas a principios del siglo XX. El edificio original era un convento dominico, pero con su renovación se ha transformado para ofrecer nuevos espacios más modernos y más amplios donde disfrutar incluso de exposiciones al aire libre. Una opción muy recomendable para completar la maravillosa experiencia de conocer San Sebastián.

El País Vasco tiene mucho que ofrecer: naturaleza, gastronomía y también una amplia red de museos que harán que la visita sea inolvidable.